Política

Alto parlante: ¡Zape! Resultó «Diamante» en bruto

79


Chetumal. – La falta de oficio político y confundir la realidad con la ficción en su personaje del «Diamante Negro», generó que la población, la clase política de Quintana Roo, así como medios de comunicación, criticaran las declaraciones vertidas por el precandidato a la gobernatura por Movimiento Ciudadano, Roberto Palazuelos.

Durante una entrevista emitida en un medio nacional, el actor y empresario «deslizó» una amenaza de revancha en caso de llegar a la gobernatura hacia sus detractores (as), misma que luego mediante comunicado intentó justificar y señaló que fueron sacadas de contexto y es parte de una «guerra sucia» que en su contra

«A mi ninguna guerra sucia me va a parar, y todas esas gentes que están difamándome, que están haciendo cosas to estoy, apuntando,estoy tomando nota, ya llegará el momento cuando sea titular del Ejecutivo que ajustaremos cuentas» sentenció Roberto Palazuelos.

 

 

Lo cierto, es que el actor, todavía no entiende que la realidad de Quintana Roo, supera toda ficción y de poco o nada le sirve, acudir a sus amistades en emporios televisivos y pedir hasta que repitan programas de comedia para que enganche con el público en su afán de gobernar la entidad.

La misma cantaleta la mantiene en una entrevista y otra, sin embargo poco a poco ha subido de tono hasta dar destellos (como buen diamante), de revanchismo, intolerancia y egolatría que lejos de ser «guerra sucia» como él dice, genera rechazo entre la población del estado que poco a poco descubre la realidad de la persona tras el personaje.

Bloqueando medios locales que no son afines a sus deseos, buscando apoyo de consorcios de información para subir su imagen y una diatriba sin sustento Roberto Palazuelos mantiene la postura de que en caso de gobernar Quintana Roo, le haría un gran favor a su población; tremenda equivocación.

Tras dos sexenios de persecución a representantes de medios de comunicación y homicidios de periodistas hasta ahora no resueltos en los gobiernos de Roberto Borge Angulo y actualmente con Carlos Joaquín González, el «Diamante Negro» deja ver lo que le espera a la libertad de expresión en caso de llegar al cargo.

 

 

Incluso, la también aspirante a la gobernatura de Quintana Roo, Leslie Hendricks Rubio, mediante un twet, le dio clases de mesura, nivel político y que no es lo mismo actuar o jugar al candidato que ser conocedor de la realidad de un estado, sobre todo cuando presumes tener la fórmula para mejorar las condiciones de su población.

«Seamos congruentes. Cómo que un» ajuste de cuentas en un país al que le urge la paz? Lo que se requiere es un ajuste de discurso», refirió en su twit Leslie Hendricks Rubio.

Mientras tanto el llamado «Diamante Negro» solamente deja muestra que en política y la realidad resulta un «diamante en bruto».

comments icon0 comments
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.